Envio gratuito a partir de compras superiores a 69€ en toda la peninsula.

Hunter españa
Hunter Magazin

Cuidado de las patas de los perros: 6 consejos

No es solo cuando hace calor o frío: el cuidado de las patas es importante para que tu perro evite lesiones y dolores, sea cual sea la estación. Te mostramos 6 medidas efectivas para el cuidado de las patas, con las que apoyas la salud de las patas de tu perro.

Cuidado de las patas: las herramientas adecuadas
Las patas de los perros se cuidan mejor con las herramientas adecuadas. Si a su amada le molesta el cuidado, le agradecerá que lo deje atrás rápidamente. Para hacerlo rápidamente, podemos recomendar las siguientes "herramientas":
-Tijeras para peletería: Los extremos redondeados y romos evitan posibles cortes durante los movimientos repentinos e inesperados de su amigo de cuatro patas.
-Tina de pie pequeño: Llene un recipiente como una tina de lavandería de unos 5 cm de alto con agua tibia. En él podrás limpiar y remojar muy bien las patas de tu perro.
-Bálsamo para patas: un cuidado graso para las patas que protege las almohadillas contra las grietas y la sequedad.

Protección de las patas: Cómo prevenir lesiones
Para asegurarse de que su mascota no se lastime, hay algunos pasos preventivos que puede tomar para proteger mejor las patas sensibles de su perro:
1-Recorte de pelo: especialmente en perros con pelaje muy largo, puede haber esteras entre los dedos y las almohadillas, lo que puede causarle problemas al caminar. Además, el pelaje largo y denso de las patas proporciona un hábitat acogedor para los ácaros, entre otras cosas. En verano, los cuerpos extraños como espinas, astillas y piedras pequeñas se enredan más fácilmente; en invierno, la arena, la sal de las carreteras y los terrones de nieve provocan una sensación desagradable en las patas. Por lo tanto, corte regularmente el pelaje alrededor de las patas y entre las almohadillas y los dedos de los pies con tijeras para pelaje.
2-Cuidado de las pacas: Las almohadillas de las patas suaves y bien cuidadas soportan mejor los suelos helados y las superficies irregulares y pedregosas. Para evitar grietas en las almohadillas y los dedos de los pies, puede masajear las áreas afectadas diariamente con un bálsamo para las patas. Esto no solo mantiene la piel flexible, sino que también forma una película protectora grasa que protege temporalmente contra las influencias externas.
3-Ponle protectores de patas: para las patas de perros especialmente sensibles, los zapatos para perros ofrecen la mejor protección posible contra el calor y las heladas y evitan que entren cuerpos extraños en las almohadillas o espacios entre los dedos.

Salud de las patas: Limpieza y cuidados adecuados
El cuidado adecuado de las patas es un tema en curso. Por lo tanto, es mejor incluir algunos pasos en su rutina de aseo personal como algo habitual:
1-Controla las patas: después de jugar, retozar y dar extensos paseos al aire libre, revisa las patas de tu amigo de cuatro patas en busca de residuos de madera, plantas o guijarros. Compruebe también si las garrapatas u otros insectos le han picado entre los dedos. Si encuentra cuerpos extraños, retírelos con cuidado con la punta de los dedos o con unas pinzas.
2-Limpie los intersticios: limpie los dedos, las almohadillas y los espacios entre los dedos con agua tibia. Esto aflojará incluso la suciedad más resistente que puede no ser visible, como residuos de anticongelante, pesticidas y fertilizantes.
3-Engrase las pacas: para proteger las patas de forma permanente, es útil engrasar las almohadillas después de limpiar las patas del perro. El bálsamo especial para patas de perros es especialmente adecuado para este propósito. Aquellos que les dan especial importancia a los ingredientes naturales también pueden usar remedios caseros muy grasos como la grasa de venado, el aceite de coco y la vaselina cremas para las patas.

Nuestro consejo: No todos los peludos se meten al agua voluntariamente. Puede limpiar las patas a fondo con un paño húmedo y tibio. Puede hacerle cosquillas a su perro cuando usa la toallita entre los dedos de los pies o masajea las almohadillas con bálsamo para las patas; se retorcerá y tratará de escapar. Por lo tanto, es mejor comenzar a acostumbrarlo desde el principio.
Cuidado de las patas de los perros: 6 consejos